Aumenta presión exigiendo países reducir mundialmente a “0” emisiones carbón

1184625804_3172009142820

Para el 2018 no se podrán construir nunca más en ningún lugar del mundo plantas al carbón nuevos autos, casas, escuelas, fábricas, a no ser que sirvan para reemplazar las antiguas o sean neutrales en sus emisiones de carbono.

Científicos y activistas del cambio climático exigieron se respete el acuerdo de París para reducir las emisiones de dióxido de carbono y el aumento de la temperatura mundial a 1,5 ° . Hasta la fecha, 146 países han presentado sus compromisos nacionales sobre reducción de emisiones (INDCs, por sus siglas en inglés).

Las naciones con economías de bajo carbono es parte de las estrategias de mitigaciones de calentamiento global. Las reducciones en las emisiones podrían contribuir a evitar nuevas sequías, riadas y aumentos del nivel del mar, y aportaría grandes beneficios como un descenso en la polución del aire que causa millones de muertes.

El presidente Barack Obama se comprometió hoy ante la Organización de Naciones Unidas a reducir para 2025 las emisiones contaminantes de carbón de Estados Unidos en un 26 a 28%, menos que el nivel existente en 2005.

Sin embargo, el pacto se basa en una suposición altamente cuestionable: para lograr el objetivo de limitar la subida de la temperatura global media a menos de 2 °C (por no hablar del objetivo más ambicioso del 1,5 °C) no sólo necesitamos reducir las emisiones de dióxido de carbono hasta prácticamente cero para finales de este siglo, también hemos de eliminar de la atmósfera enormes cantidades de dióxido de carbono que ya se han emitido

Revelaron que las tecnologías para supuestamente almacenar bajo tierra las emisiones de carbono no pasan de ser teorías no fundamentadas.

La startup canadiense Carbon Engineering, financiada por Bill Gates, ha construido capaz de extraer el CO2 del aire. La máquina con un costo de 9 millones de dólares, utiliza una serie de procesos químicos para filtrar el dióxido de carbono y convertirlo en pequeños gránulos. Según la empresa, ha sido capaz capturar diez toneladas de CO2, al cual se le puede añadir hidrógeno para producir el combustible ecológico.

Las plantas para capturar el dióxido de carbono de la atmósfera, para después quemar las plantas para generar energía (o refinarlas para crear combustibles líquidos como el etanol), y capturar las emisiones resultantes de dióxido de carbono. Conocido como “bioenergía con captura y almacenaje de carbono”, o BECAC, este proceso engorroso está recibiendo unas renovadas atenciones a raíz del acuerdo de París. Pero no existen garantías de que llegue a funcionar algún día.

En septiembre, Drax, una de las principales empresas energéticas de Reino Unido, se retiró del Proyecto de Captura de Carbono Rosa Blanca que capturaría el 90% de las emisiones de carbono de una planta de 428 megavatios que quema carbón y biomasa.

Mientras que cada uno de estos pasos resulta técnicamente viable, ninguno se ha demostrado con éxito a gran escala.

Fuente:http://diariohorizonte.com/aumenta-presion-exigiendo-paises-reducir-mundialmente-a-0-emisiones-carbon/

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s