1 de 10. Cero tolerancia a la corrupción

Quiero traerle los diez puntos de nuestro compromisos con la patria:

Mas Informacion PED
La República Dominicana padece de las más altas incidencias de corrupción, siendo calificada por la Transparency International dentro del 30% de los países más corruptos del mundo en el año 2014. Este es un delito de primer orden cuyas secuelas repercuten en todos los aspectos del desarrollo económico y social de nuestro país; sin la erradicación absoluta de éste mal de trastorno gubernamental, jamás podremos progresar como nación.

Para lograr éste cometido, es necesario tomar medidas urgentes y firmes, apoyando de manera preponderante la independencia y transparencia del sistema jurídico dominicano, maximizando las penas contra quienes incurran en ésta ignominiosa violación e implementando programas de transparencia como los recomendados por diversos organismos internacionales duchos en éste campo, y emulando aquellas iniciativas que han asistido a países como Dinamarca y Nueva Zelanda a suprimir éste elemento tan dañino de su administración pública.

Debemos involucrar a todos los ciudadanos en éste proceso, con una gama de recursos (páginas web, líneas directas, redes sociales, centros de apoyo al consumidor y demás)  para reportar cualquier acto de corrupción por pequeño que sea, desde los tan comunes “macuteos” o peajes hasta las suntuosas comisiones que hoy son malversadas en las contrataciones del Estado.

pARTE DEL CAMBIO!

Necesitamos establecer un “Código de Conducta” más riguroso que obligue incluso, a todo funcionario publicar sus expendios en viajes, ayuda, regalos, gastos corrientes y demás con el avalo correspondiente.

En la actualidad existen una gama de leyes contra actos de malversación de fondos del erario público pero éstas simplemente no se cumplen debido a los intereses que imperan, razón por la que un gran número de expedientes se engavetan sin la más mínima vacilación. Debemos maximizar las penas por éste delito y luchar incansablemente contra la impunidad que hoy prevalece de manera perentoria en nuestra jurisprudencia.

En ese sentido, es ineludible independizar todos los procesos del sistema jurídico para que pueda cumplir su rol como unos de los tres Poderes del Estado, responsable por el fiel cumplimiento de nuestras leyes.

También favorecemos la emancipación de la Cámara de Cuentas con un Presidente que sea elegido por el pueblo, y que pueda contar con el apoyo de un organismo de contabilidad internacional autónomo que evalúe y avale la fidelidad de todas las informaciones de ésta institución.

La lucha contra la corrupción exige además el apoyo de los medios de comunicación por medio del afianzamiento de una indiscutible libertad de prensa, y consolidando los derechos de todo ciudadano; la denuncia y la exigencia de absoluta transparencia es responsabilidad y facultad de todos los dominicanos.

Solo así, juntos, podremos lograr un país libre de corrupción para todos por igual.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s