Este mapa muestra en qué lugares golpeará con mayor dureza el cambio climático

24 de febrero de 2016

A medida que aumenta la temperatura y el nivel del mar debido al cambio climático, el planeta está experimentando cambios que no son uniformes. Algunas zonas están en mayor riesgo de colapso ecológico que otras.

Ahora un equipo de investigadores ha creado un mapa en el que identifican las zonas más vulnerables del planeta. Para ello analizaron los datos de temperatura (señalada en rojo en el mapa del enlace), precipitaciones (azul) y nubosidad (verde) recopilados por un satélite global durante 14 años.

 Este mapa muestra en qué lugares golpeará con mayor dureza el cambio climáticoA medida que aumenta la temperatura y el nivel del mar debido al cambio climático, el planeta está experimentando cambios que no son uniformes. Algunas zonas están en mayor riesgo de colapso ecológico que otras. Fuente: Seddon, et al./Nature

Para el análisis de los datos, el equipo concibió un nuevo parámetro con el que poder medir los cambios en la cubierta vegetal y las precipitaciones.

Lo bautizaron como “índice de sensibilidad de la vegetación”. Sirve para revelar las zonas de nuestro planeta que se están acercando a un punto de inflexión peligroso.

En el mapa de abajo se muestran las zonas que tienen un alto índice y, por tanto, una alta vulnerabilidad al cambio climático. Las zonas más resistentes se muestran en verde. Las zonas amarillas manifestarían un escenario intermedio.

Este mapa muestra en qué lugares golpeará con mayor dureza el cambio climático
A medida que aumenta la temperatura y el nivel del mar debido al cambio climático, el planeta está experimentando cambios que no son uniformes. Algunas zonas están en mayor riesgo de colapso ecológico que otras. 

Fuente: Seddon, et al./Nature

Ante la posibilidad de que el mapa no sea lo suficientemente claro, los investigadores describieron las zonas más vulnerables:

“Encontramos regiones ecológicamente sensibles con niveles de respuesta amplificada a la variabilidad climática en la tundra ártica, en algunas zonas del bosque boreal, las selvas tropicales y las regiones montañosas de todo el mundo, en la estepa y las llanuras de las regiones central de Asia y de Norte y Sur América, el bosque caducifolio de caatinga en el este de América del Sur y las zonas más orientales de Australia”, esto escribieron los investigadores en el estudio que fue publicado en la revista Nature.

Cuánto más dispongamos de datos satelitales, más útil serán este tipo de análisis para identificar las zonas del planeta que es preciso comenzar a proteger.

“Solo luego de comprender las respuestas de la vegetación a la actual variabilidad climática se pueden mejorar las predicciones sobre las consecuencias futuras de esta variabilidad en los ecosistemas y la biodiversidad de nuestro planeta, así como en la seguridad de nuestra comida y nuestro bienestar”, esto escribió Alfredo Huete, profesor de biología y cambio climático, en una carta en la que explicaba la relevancia de este estudio.

Créditos: Ars Technica

Mic
Por Kelly Dickerson

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s