¿POR FIN, QUIEN SALVARA A BANI?

DESDE ORLANDO PARA EL MUNDO

jesus-baez

JESUS RAMON BAEZ COSTE
JESUSBAEZCOSTE57@GMAIL.COM

 

¿POR FIN, QUIEN SALVARA A BANI?

 

Con esta pregunta lanzo un desafío al mundo atraves de los medios digitales a nuestro alcance, para conocer quien le pondrá el cascabel al gato, quien levantara su voz para reclamar a los cuatros vientos, de que Bani en estos momentos vive una situación de crisis, de una grave y lamentable crisis, moral, espiritual, económica, política y lamentablemente la de más repercusión la social, que cada día se agudiza más y más antes los ojos de cientos de honorables munícipes, que tienen fuertes influencias en medios de comunicación con presencia diaria en los mismos. Esos mismos que se codean e interactúan en las altas esferas del poder, y que decir de los partidos políticos tanto de derecha como de izquierda que viven a diario las atrocidades que vienen ocurriendo a diario en nuestro pueblo.

Pero sigamos señalando a las fuerzas vivas, a los grupos sociales los clubes de servicios, la Iglesia que tiene un obispo, los demás grupos religiosos, las juntas de vecinos, todo el conglomerado que conforman la sociedad de Bani. ¿QUIEN SALVARA A BANI?

Con esta pregunta quiero dejar la inquietud y un momento de reflexión, poniendo en riesgo que seré cuestionado por muchos, que de entrada dirán, es muy bueno escribir y vivir a la distancia hacer recomendaciones y no estar en el fuego, donde hay cantidad de ollas hirviendo, y donde el horno no está para galleticas, esto lo entiendo, y debo asumir por lo menos el compromiso que he mantenido por muchos años haciendo honor al mérito de la coherencia, en denunciar los males que afectan a mi pequeña patria, sin importar el sector de donde provenga.

Para nadie es un secreto, que soy de lo que sostengo, y digo hasta que no nos empoderemos y decidamos realizar un gran foro social con la participación abierta de todos los sectores sociales de nuestra provincia, en donde se expongan los graves problemas y donde se vaya a un debate con pluralidades de opinión, naturalmente dentro de un marco de respeto, sin querer aplastar utilizando las posiciones que ejercen en este momento. En donde la seguridad social, es el tema principal, en donde se ha secuestrado la libertad de convivir en paz con tranquilidad, en sosiego, en hermandad, en integración de vecinos que se reunían en los frentes de sus casas a conversar, ir a un parque, a un cine, a una actividad religiosa, a cualquier actividad social, en estos momentos estos no es posible, porque las calles están controladas por los facinerosos, sicarios, delincuentes que en componenda con un sector de la policía mantienen en incertidumbre y llenando los cementerios de hombres y mujeres serios trabajadores, según las denuncias de las juntas de los barrios como pudimos leer recientemente la cantidad de atraco realizadas por los motoristas a cualquier hora del día.

Lamentamos lo que está sucediendo en el día a día, sin ver a los partidos de la oposición, hacer un comentario, exigir, reclamar al gobierno estatal, al gobierno municipal que son los que tienen la obligación de velar por la seguridad de nuestro pueblo, solo nos queda preguntar ¿Quién salvara a Bani?

No quiero crear un circulo de polémica, sino buscar el mecanismo de solución a los problemas que embargan en estos momentos a mi pueblo. Me siento orgulloso de mi Bani del ayer, del Bani de mis recuerdos y vivencias, pero no así de este Bani en que se está viviendo, no puedo sentir ningún orgullo por un Bani que se ha quedado sin ninguna identidad, en donde se han perdidos sus valores, sus principios, su ética moral social, en un Bani, en donde el viernes los dueños de las calles asesinan a un gran hijo, un hombre serio trabajador ,un honorable hombre de negocio, y donde la sociedad responde asistiendo a un baile con Ramon Orlando,  en vez de manifestar su luto y dolor con encendido de velas, reclamando a las autoridades poner coto a esta ola de atracos, de incertidumbre que embarga a nuestro pueblo, no puedo sentirme orgulloso de un pueblo que le instalen dos poderosa plantas a carbón sin que hubiese ninguna manifestación de repudio ni de las autoridades locales ni las nacionales, no puedo estar orgulloso de un pueblo que las autoridades locales le han entregado todas nuestras montañas y ríos para depredación y explotación y que nadie diga nada, no puedo estar orgulloso de un pueblo que sus autoridades, su gobierno está fuertemente cuestionado por el grado de corrupción, impunidad de sus funcionarios y este pueblo solo una mínima parte se preocupa en denunciarlo, no puedo estar orgulloso de un pueblo en su senador que lo representa y su esposa la gobernadora representante del poder ejecutivo realicen actividades privadas, y les cierran sus negocios por evasión de impuestos quedándose con los recursos de miles de niños, niñas, jóvenes de ambos sexos y ancianos que le quitan la oportunidad de conseguir útiles escolares, medicinas, alimentos, ropas, empleos, y que este pueblo se quede tranquilo, sin solicitar una explicación y llevar a los ladrones a los tribunales, que se están enriqueciendo y haciendo maravillas.

No puedo estar orgulloso de un pueblo insensible a todo lo que está sucediendo en su entorno en donde la juventud han modificado los patrones de conducta, en donde solo prevalece las jukas, las drogas en lugares que todos conocen de su ubicación y quienes las distribuyen y con apoyo de quienes y no se atreven a denunciarlas, las actividades diarias en colmadones, discotecas, lugares de diversión que son visitados por una juventud que es capaz de entregar su alma al diablo con tal de satisfacer sus vicios.

Todavía guardo en mis memorias, a ese Bani combativo de los doce años, con una juventud sana en los clubes deportivos y culturales, que el 16 de agosto de 1974, se lanzó a las calles durante la toma de posición del presidente Balaguer con una jornada del silencio, un repudio a un gobierno cruel despótico que asesino valiosos jóvenes, en donde las quemas de neumático se hicieron presente, como una manera de expresión de un pueblo en ese momento, naturalmente ese es método que debería estar en el olvido, pero existen otros modelos para utilizar y alzar nuestra voz.

También porque no recordar a ese Bani, que en su momento era nuestro orgullo, luchar contra la conformación de una banda colora que azotaba nuestro pueblo, y que combatimos abiertamente, ese es el Bani, que tenía una bella fiesta patronales con sus tradiciones, ese Bani que mostraba al mundo sus bellezas que ahora son solo mostrada en fotos, a ese Bani es que deseamos tener nuevamente, ese es el Bani que necesitamos rescatar y establecer, y de ahí viene nuestra pregunta ¿Quién SALVARA A BANI?

Nota. Estamos con la formación de un gran foro de discusión de tres días, de manera democrático, abierto, participativo de todos los sectores con planteamientos de los principales problemas con gran grandes soluciones.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s